Skip to content

La mejor manera de quitar el esmalte de uñas de gel en casa

Si desea aprovechar al máximo su manicura, el esmalte de uñas en gel suele ser el camino a seguir. Dura mucho más que un esmalte de uñas normal, permanece brillante y sin astillas hasta por tres semanas, y no se requieren uñas acrílicas. Esta durabilidad adicional se debe tanto a los ingredientes del esmalte en gel como al proceso de secado de cada capa bajo luz ultravioleta.

Sin embargo, como puede atestiguar cualquier persona que haya tenido esmalte de uñas de gel, el proceso de eliminación de las uñas de gel puede ser complicado. Si bien puede ser tentador comenzar a quitar el esmalte tan pronto como (finalmente) comience a astillarse, esto puede ser muy dañino para las uñas.

El esmalte de uñas en gel es tan fuerte porque está sellado a la uña; si lo pellizca para quitarlo, a menudo se llevará consigo la capa superior de la uña, dejándola débil y quebradiza. Esto toma mucho tiempo para sanar y potencialmente puede interferir con su capacidad para hacerse la manicura en el futuro.

Regresar a un salón es una forma segura de quitarse el esmalte de uñas en gel, pero el costo puede aumentar, especialmente si se hace la manicura con frecuencia. Una opción más eficaz es quitarse el esmalte de uñas en gel en casa. Cuando se hace correctamente, obtendrá resultados de eliminación seguros y con calidad de salón a un costo mucho menor.

¿Qué necesita para quitar el esmalte de uñas en gel?

Antes de comenzar a quitar el esmalte de uñas en gel, deberá asegurarse de tener todos los materiales enumerados para que el proceso sea lo más suave y seguro posible.

¿Debería utilizar removedores comprados en la tienda?

Si miras en el pasillo de cuidado de uñas de cualquier tienda, es probable que encuentres productos anunciados como quitaesmaltes en gel. La mayoría de las veces, estos serán frascos que contienen esponjas empapadas en acetona. Desafortunadamente, aunque son increíblemente convenientes, la mayoría de estos productos son muy ineficaces. A menudo, es una opción mejor y más barata optar por el siguiente método de eliminación en casa, más directo.

¿Debería utilizar acetona pura o quitaesmalte de uñas?

Es importante que utilice acetona pura en lugar de un quitaesmalte normal durante este proceso. La acetona es más eficaz cuando se trata de eliminar el esmalte en gel, pero tiende a secar la piel y las uñas con el uso repetido.

El quitaesmalte común es una mezcla de acetona, agua y otros tipos de solventes, y fue diseñado para usarse con extensiones de uñas acrílicas debido a que la acetona a menudo hace que las extensiones se despeguen de la uña. Si intenta quitar el esmalte en gel con un quitaesmalte común en lugar de acetona pura, será un proceso mucho más largo, con la posibilidad de que el esmalte en gel no se elimine por completo. También existe un quitaesmalte de uñas sin acetona, que es incluso menos eficaz para quitar el esmalte de uñas en gel.

Utilice siempre acetona en un área bien ventilada para evitar inhalar humos excesivos.

Materiales adicionales necesarios

Además de la acetona pura, necesitará un puñado de materiales simples para eliminar de forma segura el esmalte de uñas en gel en casa.

  • Lima de uñas: Una lima de uñas simple y gruesa será la más útil para la extracción.
  • Papel de aluminio
  • Palitos de manicura: también se denominan palitos de naranjo o empujadores de cutículas de madera. Cualquier variación funcionará.
  • Bolas de algodón
  • Acetona 100% pura
  • Tazón pequeño

 

Pasos para eliminar el esmalte en gel en casa

Ahora que ha reunido estos materiales, siga estos pasos para quitar el esmalte de uñas en gel desde la comodidad de su hogar.

Lima tus uñas

Lo primero que debe hacer es romper la capa protectora superior de sus uñas. Comience por limar los bordes y luego use el lado grueso de la lima en la capa superior de sus uñas. Esta capa es lo que selló el esmalte en gel y permitió que fuera tan duradero. Al limarlo, facilitará que la acetona penetre en el esmalte y lo elimine. Tenga cuidado de no limar demasiado en el color; su objetivo al limar es eliminar solo la capa de brillo en la parte superior de las uñas.

Protege tu piel

Después de limarse las uñas, aplique una pequeña cantidad de aceite para cutículas o una crema espesa como vaselina en el lecho ungueal y la piel alrededor de las uñas. Esto ayudará a proteger su piel de las fuertes propiedades secantes de la acetona.

Remoja tus uñas

Hay dos métodos que puede utilizar para remojar sus uñas:

  1. La primera forma es verter acetona en un tazón pequeño. En el bol, remoje 10 bolitas de algodón. Saque cada uno y aplíquelo con cuidado en la uña, envolviéndolo con papel de aluminio para mantenerlo en su lugar.

Este método puede volverse un poco complicado cuando llegas a envolver las últimas uñas, pero es mejor para proteger tu piel de la exposición excesiva a la acetona, ya que el papel de aluminio mantiene las bolas de algodón empapadas en acetona concentradas en la uña.

  1. La segunda forma de remojar las uñas es usar un método de baño maría. Llene un recipiente grande con agua caliente y coloque un recipiente pequeño lleno de acetona. Espere un par de minutos a que la acetona se caliente y luego sumerja las uñas en ella.

Si bien este método puede ser más fácil que tomarse el tiempo para envolver cada una de sus uñas en papel de aluminio, sus dedos tienen una exposición más directa de la piel a la acetona, que potencialmente puede resecar mucho.

Espere

Una vez que sus uñas estén empapadas, el siguiente paso es esperar a que la acetona haga efecto. Esto puede tardar entre cinco y quince minutos.

Para ver si sus uñas están listas para el siguiente paso, mire los bordes del esmalte de uñas (o mire debajo del papel de aluminio si está usando ese método). Las esquinas del esmalte deben curvarse o parecer que se están despegando de la uña.

Si no ve que esto suceda, vuelva a remojar sus uñas en incrementos de cinco minutos hasta que lo haga.

Usar calor

También puedes optar por aplicar calor mientras esperas que las uñas se remojen. Cuando use el método de la bola de algodón, esto se hace apoyando las uñas envueltas en papel de aluminio sobre una almohadilla térmica durante el tiempo de remojo.

Si está empapando directamente en acetona, coloque una pequeña toalla sobre su mano para mantener el calor del agua caliente atrapado alrededor de sus dedos.

Agregar calor al proceso de remojo puede acelerar potencialmente el tiempo que tarda la acetona en actuar.

Retire suavemente el esmalte

Cuando la acetona haya hecho su magia en el esmalte en gel, es hora de romper tu barra de manicura. Use el extremo puntiagudo para raspar suavemente debajo del borde levantado del esmalte y empuje suavemente hacia atrás.

El esmalte debe ser completamente suave y deslizarse fácilmente de la uña. No intente quitar el esmalte si encuentra alguna resistencia. Si encuentra parches duros, vuelva a rellenar ligeramente esa área y remoje la uña durante otros cinco minutos antes de volver a intentarlo.

Después de su uso, asegúrese de desechar la barra de manicura. Los instrumentos de madera tienen el potencial de albergar una gran cantidad de bacterias y no son algo a lo que quieras aferrarte para reutilizarlos.

Hidrata tus uñas

Tan pronto como el esmalte se haya eliminado por completo, amortigua suavemente las uñas para alisarlas. Para finalizar el proceso de eliminación, aplique un aceite para cutículas en las uñas para combatir las propiedades secantes de la acetona. Para rehidratar aún más la piel y las uñas, puede remojar los dedos en un tazón pequeño de aceite de coco durante cinco a diez minutos o usar una crema de manos (una que contenga vitamina E es la mejor) después de quitar el esmalte en gel.

La única razón para no hacer esto después de la eliminación del gel es si va a volver a aplicar el esmalte de inmediato. Sin embargo, la mayoría de los expertos aconsejan esperar al menos dos o tres semanas antes de volver a aplicar el esmalte en gel para permitir que las uñas respiren.
manos femeninas con crema hidratante

Video paso a paso como quitar esmalte de gel en uñas

En este vídeo se ve paso a paso como quitar esmalte de gel de uñas, como los pasos anteriores muy fácil…

 

Consejos finales para el cuidado de las uñas

Como con todo, la moderación es la clave. Si te haces manicuras de gel con frecuencia, intenta darte un descanso entre cada una para que tus uñas tengan tiempo de repararse y mantener su fuerza.

Tanto la aplicación como la eliminación del esmalte de uñas en gel pueden resecar mucho las uñas, así que asegúrese de mantener las uñas y las manos humectadas entre manicura y manicura con crema de manos y aceite para cutículas. Además, también es una buena idea aplicar un protector solar de amplio espectro antes de la manicura en gel para ayudar a prevenir los efectos negativos de la luz ultravioleta utilizada.

El esmalte de uñas en gel es una opción fantástica para cuando quieres que tu manicura sea duradera sin el abrumador proceso de aplicar uñas acrílicas. Si no quieres volver al salón para que te quiten el esmalte en gel, o simplemente buscas una opción de eliminación más económica, una eliminación en casa es el método perfecto para quitar el esmalte de forma segura y sin dañar tus uñas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *